Seleccionar página

El Óxido de Cerio (CeO2) es un compuesto químico pulverizado, ligeramente higroscópico, utilizado  como agente abrasivo fino para la reparación de rayones, pulido y esmerilado de espejos, muebles de vidrio arquitectónico, pantallas planas, piezas decorativas, joyerías, óptica, pantallas LCD, discos duros, parabrisas, entre otras aplicaciones.

Los materiales de vidrio vienen en distintos espesores y propiedades mecánicas, y sus bordes pueden obtener distintos acabados, gracias a la utilización de una amplia gama de máquinas y herramientas diamantadas como las muelas y fresas que ayudan a mejorar la estética, seguridad, limpieza, funcionalidad y rendimiento de las piezas terminadas. Dentro de los acabados más comunes en la industria del vidrio se encuentran bordes de tipo:

Biselado para aplicaciones ornamentadas para mesas de comedor, espejos decorativos, vidrios decorativos, logrando una sensación de profundidad y acabados mate o brillante.

Canto Redondo (Pencil Edge) para conseguir efectos redondeados con acabado escarchado, mate o satinado. El “lápiz” hace referencia al radio del borde, que es semejante a un lápiz o forma de “C”, conocido como borde semi pulido.

Canto plano con Arista (FA) con resultados de pulido plano, chaflanes en las esquinas y acabado mate, escarchado o satinado.

El corte del vidrio requiere extremas medidas de seguridad para evitar accidentes, teniendo en cuenta que los bordes son piezas muy afiladas, por eso se recomienda el uso lentes y gafas protectoras para su manipulación. En los procesos de corte recto o curvo, se recomienda fijar el material en un el plano adecuado para luego colocarlo sobre una mesa de trabajo que estará cubierta con un manta protectora de tejido grueso.

Aunque las técnicas de corte suelen tener la misma disposición, su variación está en el tipo de herramienta a utilizar. Por ejemplo, en el caso de cortes curvos se requiere el uso de una máquina contoneadora para uso continuo, mientras que en los cortes rectos, se requerirán máquinas cortadoras, acompañadas con movimientos firmes y continuos, ejerciendo una constante presión.

Luego de los procesos de corte, se dará paso al proceso de pulido con el óxido de cerio, por lo que se recomienda previamente la eliminación de los rayones y limpieza de las impurezas que están presentes en la superficie de vidrio para evitar su contaminación, con el uso lijas diamantadas, diseñadas para trabajo en húmedo, ofreciendo el máximo rendimiento en comparación con lijas de uso convencional.

Además, dependiendo la aplicación, se requerirá la utilización de felpas de lana o fieltros (algunos ya incluyen óxido de cerio) que trabajarán en conjunto con el polvo abrasivo y las proporciones de agua indicadas por el fabricante en la etiqueta del producto. Las máquinas pulidoras tendrán que mantener el movimiento constante de los accesorios hasta lograr el acabado deseado.

Prodiamco pone a su disposición máquinas, herramientas y productos diamantados especialmente diseñados para el tratamiento del vidrio, incluyendo Óxido de Cerio europeo de alta calidad con excelente rendimiento y acabado en aplicaciones exigentes.