Seleccionar página

Las superficies en piedra están tomando un papel muy importante en las áreas del diseño y la arquitectura. Cada día más personas quieren implementar estas superficies en sus oficinas, hogares, tiendas, etc, gracias a su elegancia, belleza y versatilidad. Sin embargo, una superficie en piedra requiere unos buenos acabados para que cobre un verdadero valor.

panel-decorativo

Cada tipo de piedra requiere unos tratamientos específicos, y conocerlos puede marcar la diferencia entre una superficie común y una realmente asombrosa. Estos tratamientos y acabados los define el uso que se le vaya a dar a la piedra y el impacto visual que se quiera crear.

Aunque las superficies pulidas siguen estando de moda, ahora también los clientes están buscando superficies rústicas con las huellas del proceso de acabado, haciendo única cada pieza.

¿Cuáles son los procesos y técnicas más utilizadas?

El abujardado sigue siendo la técnica más común para dar textura y acabado a la piedra. Este tipo de acabado se utiliza principalmente en muros; sin embargo, aunque es difícil de limpiar, también se aplica en suelos gracias a su efecto antideslizante.

abujardado

El envejecido artificial es otra de las técnicas comúnmente utilizadas, en la que  las tablas de piedra se arenan en un tambor rotatorio añadiendo cuarzo o grava gruesa. En esta técnica, los perfiles desiguales de las piezas mejoran el aspecto rústico. Así mismo, el chorro de arena es también uno de los procesos más utilizados, aunque se está reemplazando por la técnica de raspado, resultando en una superficie con tacto suave como de terciopelo; esta técnica de raspado va generalmente precedida de un proceso de acabado más basto, como el flameado.

burgos3

Sin embargo, hay quienes siguen prefiriendo las superficies pulidas ya que saca a la luz su variedad total de colores y estructura. En esta técnica ya no se ven las marcas de la abrasión y su limpieza es más fácil.

piedra_pulida

Otra de las formas más comunes para tratar la piedra, especialmente las duras que contienen cuarzo, es el flameado. Estas superficies tienen unas excelentes propiedades antideslizantes, aunque, igual que las abujardadas, son difíciles de limpiar, sobre todo en interiores. Al utilizar la técnica del flameado, se debe tener en cuenta que no todas las piedras son aptas para este proceso ya que puede ocurrir que cambie su color.

piedra-natural

Casi todas las superficies requieren ayudas mecánicas o químicas para evitar el deslizamiento, ya que los tropiezos, deslizamientos y caídas han encabezado la lista de accidentes en el mundo.

En el caso de los suelos de piedra muy pulidos, se deben aplicar agentes antideslizantes, aunque esto represente que los minerales del suelo reaccionen y hagan más rugosa la piedra.

En el caso de las piedras calcáreas, la cristalización con fluosilicato puede ayudar a mejorar sus propiedades antideslizantes. Para esto, primero debe limpiarse la piedra natural en su totalidad con lana de acero, para posteriormente aplicar la emulsión y trabajar con una almohadilla especial. Este proceso cambia la estructura de la superficie de la piedra, haciéndola más dura, mejorando sus propiedades antideslizantes.

Y usted ¿Qué técnica utiliza?