El uso de tecnología no destructiva con georradar o radar de penetración terrestre, utilizada para investigar o detectar objetos, estructuras, etc, por debajo del nivel del suelo, proporcionó datos precisos a un miembro de la CSDA (Concrete Sawing & Drilling Association) con el fin de utilizar de forma segura una sierra plana con la que se cortarían más de 609 metros lineales de concreto en uno de los edificios más emblemáticos de la ciudad.

Crosby Associates es una firma de planificación, diseño de identidad visual y comunicación organizacional, cuya oficina se encuentra ubicada en el piso 35 del Chicago Board of Trade Building.

Cuando la empresa decidió renovar su espacio de oficinas de más de 1000 metros cuadrados, se especificó que todo el cableado eléctrico estuviera debajo del suelo por seguridad y estética.

3-Photo-2-300x169

Para cumplir con dichas especificaciones y poder ocultar los cables, dando además cabida a los nuevos muebles y accesorios, se realizaron varias zanjas de 61 metros lineales y 60 centímetros de ancho en el piso de concreto.

Sin embargo, el suelo tenía objetos delicados relacionados con la arquitectura del edificio y los servicios públicos; por lo tanto, cada uno de estos objetos tenía que ser previamente identificado para evitarlo al momento de realizar los cortes de las zanjas.

La tolerancia de profundidad de las zanjas se basó en la existencia de un suelo de baldosas de barro debajo del concreto. Según la especificación de la Junta de Comercio de Chicago, este piso de arcilla no podía ser tocado debido a que éstas baldosas ayudan, de cierta forma, a mantener la integridad estructural.

3-Photo-3-300x225

Tanto la tecnología de Georradar como la utilización de Herramientas Diamantadas eran esenciales, no solo para obtener los datos precisos de los objetos ocultos bajo la superficie, sino también para realizar el trabajo con poco ruido, baja vibración y residuos mínimos; el uso de otras herramientas habría comprometido la integridad estructural y causado altos niveles de ruido.

La firma contratista inició el trabajo de corte en dos turnos de ocho horas, luego de la visita de Samantha Hopkins, compañía encargada de la inspección con georradar, quienes utilizaron una unidad Hilti PS 1000 para explorar las áreas de suelo necesarias. Gracias a dicha inspección se logró identificar diferentes tipos de materiales en el concreto y agujeros presentes debajo de la losa; posteriormente se hicieron los ajustes para el plan de instalación de los nuevos muebles y accesorios.

3-Photo-5b-300x225

Para el trabajo de corte, los operadores utilizaron una sierra plana eléctrica de 10 caballos de fuerza CC1300 equipada con una cuchilla diamantada de 45 centímetros de diámetro para hacer las zanjas 5,4 centímetros de profundidad. Igualmente una sierra Husqvarna K3000 de mano también fue utilizada para algunas áreas que requerían cortes.

Nuevamente las herramientas diamantadas permiten terminar un delicado trabajo con éxito.