Seleccionar página

Un miembro de la CSDA respondió recientemente a la convocatoria de un contratista para la realización de reformas en un gran lugar de Houston, Texas. El trabajo incluyó el corte, extracción y acarreo de tres paneles prefabricados existentes para la adición de un muro cortina de cristal en el piso quinto del edificio. El área de corte fue de aproximadamente 24 metros por encima del piso terminado y las secciones de corte midieron 3 metros de alto, 2,7 de ancho y pesaban 3750 kilos cada una.

Imágen tomada de issuu.com

Imágen tomada de issuu.com

El lugar de trabajo fue Lakewood Church, una mega Iglesia cristiana con espacio para 16.000 asientos. Ya que el área del edificio donde este trabajo se llevó a cabo había sido destinado para albergar oficinas administrativas, fue necesaria la remodelación para la abertura de la gran ventana.

Una de las especificaciones dadas para el cumplimiento del proyecto, fue que los paneles debían ser cortados con sierra, ya que este método permitiría a las partes circundantes de los paneles prefabricados, permanecer en el lugar durante la remodelación del edificio y se facilitaría la preservación estructural de la cubierta.

Imágen tomada de issuu.com

Imágen tomada de issuu.com

Ya que las áreas adyacentes del edificio estaban ocupadas, era importante que la abertura de la ventana se realizara con baja vibración y se redujera la cantidad de escombros. El contratista general, Tellepsen Builders de Houston, eligió un cortador de concreto especialista para el trabajo.

El plan era para perforar dos agujeros en cada panel para su elevación y luego levantar las secciones enteras utilizando una grúa. Los propietarios de la iglesia no querían que el espacio interior del edificio fuera expuesto a suciedad y ruido y que las oficinas cercanas se vieran afectadas, por lo que el trabajo del equipo tuvo que ser rápido, limpio y seguro.

Debido a los servicios de la iglesia durante el día, el trabajo se tuvo que hacer de noche.

Un operador utilizó un taladro Cardi para crear dos agujeros por panel para su posterior levantamiento. Cada agujero que atravesaba cada panel de concreto de 16 centímetros de espesor, midió 10 centímetros de diámetro. Con los operadores situados en el exterior y en el interior del edificio, las correas se llevaron a través de los dos agujeros centrales para asegurar el panel a la grúa. Esto ayudaría a restringir los movimientos del mismo mientras se realizaba el corte.

Imágen tomada de issuu.com

Imágen tomada de issuu.com

La primera tarea de corte se realizó para eliminar el material de impermeabilización entre la primera sección de panel y la sección adyacente, usando un equipo de aserrado especializado con una cuchilla de corte de metal. Luego, un operador utilizó una sierra de pared Pentruder con un disco de diamante de Husqvarna para realizar cortes horizontales de 2,7 metros. Esto separó la parte superior de la sección de corte especificada, del resto del panel. Otros 2,7 metros de corte horizontal se realizaron 3 metros abajo de la pared, paralelos a los primeros. Entre cada corte y retirada del panel, se necesitaron alrededor de 5 minutos.

Imágen tomada de issuu.com

Imágen tomada de issuu.com

El proyecto se completó sin incidentes de seguridad y antes de lo previsto.

Fuente:

http://issuu.com/concreteopeningsmagazine