Seleccionar página

En proyectos de instalación de cerámica, el uso del concreto es muy popular debido a su durabilidad y resistencia. Sin embargo, múltiples  pérdidas económicas se ven relacionadas a que muchas personas ignoran varios aspectos fundamentales que se deben tener en cuenta al trabajar con este material, en cuanto a su humedad.

concreto tile-magazine.comImágen tomada de tile-magazine.com

La humedad de la losa de concreto puede causar problemas con la adherencia o falta de respiración de los materiales que recubren el piso.

Si no se tiene un conocimiento sólido sobre la humedad o el secado del concreto, es difícil tomar una decisión correcta acerca de cuándo es adecuado continuar con la instalación del piso.

Una mala instalación, representa graves consecuencias, como baldosas peligrosas o antiestéticas, especialmente cuando se utiliza el método de instalación de capa delgada para trabajar con materiales impermeables, tales como baldosas de resina de aglomerado, porcelanato de gran formato, adhesivos epoxi y varios productos que son sensibles a la humedad.

pisos cajbuildersac.comImágen tomada de cajbuildersac.com

La clave para tomar una acertada decisión de continuar con el proyecto de instalación, es tener en cuenta la humedad en el concreto. Una prueba adecuada de humedad es la única manera de saber si la losa de concreto está lo suficientemente seca para instalar el suelo.

Pero, ¿Cómo saber si el punto de humedad es el correcto?

Usted debe tener en cuenta 6 aspectos fundamentales:

1. La humedad en el concreto

Cada losa de concreto retiene humedad durante años, por lo que nunca se va a lograr el 100% de concreto seco, sin embargo, sí se puede lograr un punto de humedad aceptable.

pgacabados.comImágen tomada de pgacabados.com

Se debe tener en cuenta que la relación de agua a cemento varía en cada lote, es decir que el tiempo de secado y curado nunca va a ser el mismo. Lo que sí es cierto, es que una vez que la losa de concreto se vierte y se cura, se necesita tiempo para que el exceso de humedad se evapore. Si las baldosas se instalan demasiado pronto, es muy posible que se presenten fallas de unión u otro tipo de daños relacionados con la humedad de la base.

Durante el proceso de secado, la mezcla de agua, cemento y otros componentes, crean diminutos “caminos” dentro del concreto, llamados capilares. Una vez curado, el exceso de agua pasa a través de estos “capilares”. Como la mayoría de los pisos de concreto tienen una barrera de vapor por debajo de ellos, esta humedad se mueve hacia arriba a través del concreto con el fin de escapar.

El nivel de humedad puede variar por la profundidad. Generalmente, la superficie de la losa es más seca, mientras que en lo más profundo, la humedad es mayor.

Es importante tener en cuenta que la humedad no sólo fluye hacia fuera de la losa de concreto. El flujo de humedad va en ambas direcciones. Fuentes externas de agua durante el proceso de secado puede aumentar potencialmente el contenido de humedad de la losa.

2. Hay un punto crítico en proceso

La humedad nunca deja de moverse en el concreto ya que siempre reaccionará con respecto al medio ambiente. Sin embargo, una vez que se sella la losa, llega a un punto de equilibrio.

tiler 0591Imágen tomada de locative-solutions.com

Así como una barrera de vapor ubicada debajo de la losa de concreto detiene la humedad que se está escapando por debajo, la instalación del suelo restringe el flujo de humedad que se evapora por la superficie. El resultado de cerrar las rutas de evaporación, es que la humedad restante se extenderá uniformemente a través de toda la losa.

El punto de equilibrio resultante es crítico, ya que en este nivel de humedad, la capa delgada y los demás componentes se verán a través de las uniones de la baldosa. Si el punto de equilibrio no es el adecuado para la instalación del suelo, se correrá un riesgo.

3. Todo proceso tiene un tiempo diferente según diversas condiciones

Muchos dicen que el concreto se tarda en secar aproximadamente 30 días por pulgada de espesor. Sin embargo, numerosos factores afectan la cantidad de tiempo que la losa necesita para secarse. Además de las fuentes de agua internas y externas, otras condiciones ambientales tales como la temperatura y la circulación de aire, afectan el tiempo de secado.

Las especificaciones y las condiciones ambientales de cada proyecto son únicos.

4. El punto de equilibrio es específico en cada proyecto

Debe tener en cuenta cuál es el punto de equilibrio adecuado para el tipo de suelo que instalará sobre la losa de concreto. Los fabricantes de cada producto han desarrollado recomendaciones basadas en la tolerancia a la humedad de sus materiales.

5. Deben medirse los niveles de humedad

Existen varios métodos cualitativos y cuantitativos para medir la humedad de las losas de concreto.

Una de las pruebas comunes es la de la lámina de polietileno. Este es un ensayo cualitativo simple comúnmente utilizado. Consiste en adherir al concreto una lámina de polietileno de 450 por 450 mm. La lámina se mantiene sobre la losa durante 16 horas aproximadamente y luego es revisada visualmente para detectar la presencia de humedad.

cartwheelfactory.comImágen tomada de cartwheelfactory.com

El ensayo de la manta, también es utilizado. En este proceso, se aplica un adhesivo sobre un área de un metro cuadrado y se coloca una lámina de vinil de un producto para pisos con la cara hacia abajo sobre el adhesivo y se sella por los bordes. Después de 72 horas, se realiza una inspección visual de la condición del adhesivo.

Otra de las pruebas comúnmente utilizadas por varios fabricantes de pisos, es la del cloruro de calcio anhídrido. Consiste en que una cantidad medida de cloruro de calcio anhidro es colocada sobre un área sellada en la superficie. Luego de 60 a 72 horas, se mide la cantidad de humedad absorbida por la sal con el fin de calcular el ritmo de emisión de vapor de humedad. Sin embargo, este ensayo está sujeto a errores pues la sal tiene una fuerte afinidad por el agua.

6. La humedad superficial es engañosa

Por último, siempre debe medir correctamente la condición de humedad del concreto. Tenga en cuenta que cualquier prueba que sólo mide la humedad en la superficie, no puede proporcionar una imagen fiable de la condición de humedad general de la losa.