Seleccionar página

Durante el proceso de instalación de baldosas en ambientes o zonas húmedas, es necesario tomar medidas adicionales para asegurar un resultado exitoso.

La belleza, funcionalidad, durabilidad y longevidad de las baldosas de cerámica, son inútiles si la ubicación de la instalación no se estudia adecuadamente. Las zonas húmedas representan retos importantes que deben considerarse antes iniciar la instalación de las cerámicas para asegurarse de que las características mencionadas anteriormente, puedan ser aprovechadas.

baldosas porcelanite.esImágen tomada de porcelanite.es

Según el manual TCNA (Tile Council of North America, Inc.), en español, Consejo Cerámico de Norteamérica, hay dos tipos de zonas húmedas que deben tenerse en cuenta:

Una de ella es la llamada Res2, que hace referencia a las superficies de cerámica que están sujetas a la humedad o líquidos, pero no están expuestas a líquido excesivo o permanente, como por ejemplo los pisos en los baños, cocinas, zonas de lavandería, vestíbulos, salpicaderos, mostradores, etc. donde la exposición al agua es limitada.

baldosa azulev.comImágen tomada de azulev.com

Otras zonas son las llamadas Res3. Estas son las superficies de cerámica que frecuentemente son sometidas a la humedad o líquidos, como por ejemplo el suelo o las paredes de la ducha o bañera.

ducha hogarismo.esImágen tomada de hogarismo.es

Ya que sabemos que la baldosa en sí misma no crea un ambiente a prueba de agua, deben tomarse medidas adicionales como parte del proceso de instalación. Pese a que la mayor parte de la baldosa, sea esmaltada o no, repele al agua, otra parte la absorbe. La única manera de detener el movimiento del agua absorbida es proporcionar una barrera de agua positiva detrás de la baldosa, mientras que también se proporciona una mayor capacidad de soporte de carga.

¿Qué productos para impermeabilizar existen?

La aplicación de una membrana impermeable es una manera excelente para separar el agua del sustrato. Además, estos productos están diseñados para lograr una mejor adherencia a la superficie, permitir que el mortero o adhesivo soporte adecuadamente la baldosa instalada y evitar que el agua entre en el sustrato de manera eficiente y efectiva.

ducha reformasycocinas.comImágen tomada de reformasycocinas.com

Los productos de impermeabilización líquidos, están diseñados para ser aplicados mediante el uso de un cepillo o rodillo. Muchos de estos productos requieren de dos o más capas con un tiempo de secado especificado entre capa y capa.

baldosas arqhys.comImágen tomada de arqhys.com

Por otro lado, las membranas de lámina de impermeabilización están disponibles en un número de anchuras, grosores y composiciones variados. Su composición puede ser polietileno clorado (CPE), polietileno o cloruro de polivinilo (PVC), que está cubierto en ambos lados con una cinta de vellón o scrim que permite que sea unido con una capa delgada de adhesivo o mortero.

También son utilizables las membranas de desacoplamiento, que están diseñadas para permitir el movimiento independiente entre la baldosa y el sustrato y limitar la transferencia de tensiones, además de proporcionar una adecuada capacidad de impermeabilización.

Para duchas, es necesaria una membrana impermeable que evite la entrada de humedad y proteja las paredes adyacentes y materiales de construcción.

El uso del mortero en zonas húmedas

Hay algunos morteros, cuya utilización no es recomendable en zonas húmedas debido a la composición de látex utilizado en el mortero. Al hacer la instalación de la cerámica en zonas húmedas, usted debe asegurarse de que el mortero elegido no diga en su inscripción que es sólo para uso interior.

baldosas blog.redformas.esImágen tomada de blog.redformas.es

El manual TCNA, también hace recomendaciones para escoger adecuadamente los materiales de unión y recomienda abstenerse de utilizar adhesivos orgánicos ya que no son adecuados para piscinas o exteriores.

Al considerar una instalación de baldosas en interiores y exteriores húmedos, debe tenr en cuenta la dilatación de las baldosas, ya que cuando éstas se exponen al agua tienden a crecer con el tiempo. Si bien este crecimiento es muy pequeño, la baldosa no se contrae después de eliminar el agua. Si los espacios entre baldosa y baldosa no son lo suficientemente grandes como para manejar este crecimiento, éstas se desprenderán o quebrarán.

Tenga también en cuenta que cualquier instalación que incluya un drenaje, y en particular las duchas, los pisos deben tener una inclinación hacia el drenaje para evacuar completamente el agua.

¿Tiene algún comentario o aporte adicional? No dude en escribirnos en el espacio de comentarios del Blog.