Seleccionar página

Herramientas diamantadas para reforzamiento del Puerto de Tidal Defense

En la costa noreste de Inglaterra, un contratista especializado quedó a cargo del trabajo de restauración de un muelle de 100 años, para el cual fueron destinados aproximadamente 5.4 millones de dólares. Sin esta restauración, el puerto y la ciudad cercana estaban en un gran riesgo de inundaciones y erosión costera.

4-Photo-1-e1441052206962-205x300

El objetivo del proyecto que se finalizará en noviembre de 2015, es proteger a Craghead, un antiguo pueblo minero en el condado de Durham y al puerto de situaciones potenciales de inundación y minimizar la erosión causada por las mareas del Norte.

Para el trabajo fue llamado D-Drill Master Drillers Ltd., miembro CSDA (Concrete Sawing & Drilling Association), quien realizó las perforaciones para la renovación.

La Agencia de Medio Ambiente del Reino Unido y el Consejo del Condado de Durham, financiaron conjuntamente la renovación del muelle, propiedad de Victoria Group, el operador portuario.

4-Photo-2-e1441052307118-260x300

Los trabajos de restauración se iniciaron en julio de 2014 y D-Drill comenzó sus tareas el mes siguiente. La primera fase del trabajo duró cuatro meses y se utilizaron herramientas diamantadas para las perforaciones y equipos de aserrado especializados para las tareas de corte. Esto incluyó el uso de una sierra Husqvarna FS6600D para hacer líneas de corte de 30 centímetros de profundidad a lo largo de los bordes interiores de las piedras.

Estas líneas de corte contaron con aproximadamente 119 centímetros en paralelo a partir de los bordes del muelle, haciendo cerca de 1.000 metros lineales en total.

Los operadores también hicieron 10 cortes de medición de 119 centímetros y 61 centímetros de profundidad a través de las piedras para formar secciones que luego pudieran ser removidas y reemplazadas.

4-Photo-4-169x300

Luego se realizaron perforaciones de 4 centímetros de diámetro formando agujeros de 60 centímetros de profundidad en el granito noruego existente, con el fin de instalar nuevas barras de refuerzo. En dichas perforaciones, el equipo tardó cerca de 20 minutos por cada agujero, realizando un promedio de 30 agujeros cada turno de ocho horas.

Todas las tareas de aserrado y perforación con herramientas diamantadas se completaron en el plazo de cuatro meses y en marzo de 2015 se iniciaron más labores para completar y asegurar que el proyecto termine en la fecha prevista.

Gracias a la velocidad y la precisión que ofrecen las herramientas diamantadas, el muelle seguirá actuando como una fuerte defensa de las mareas para el puerto y los alrededores de la ciudad.