Seleccionar página

Desde finales del 2014 e inicios de 2015, ha ocurrido una enorme reducción en el precio del petróleo. Este declive ha afectado significativamente a la industria de la piedra en todo el mundo, especialmente a aquellas empresas que exportaban su producto a los países del Golfo Persico, siendo en un momento la zona más importante para el mercado de la piedra natural.

Imágen tomada de mendozaopina.com

Imágen tomada de mendozaopina.com

Antes de esta significativa reducción en el precio del petróleo, cada mes, miles de contenedores de piedra natural eran dirigidos a Arabia Saudita, Emiratos, Qatar y Kuwait, gracias a que muchas empresas turcas, debido a la privilegiada ubicación de su país, podían revender e instalar la piedra para proyectos en países de la antigua Unión Soviética, como Rusia, para innumerables proyectos de construcción de centros comerciales y de oficinas por todo el país; sin embargo, el mercado ruso se ha reducido mucho en los últimos meses.

Imágen tomada de bolgonza.com

Imágen tomada de bolgonza.com

En cuanto al precio del petróleo, Arabia Saudita tiene gran influencia gracias a sus políticas energéticas. Sin embargo, los exportadores de piedra natural se encuentran con el gran obstáculo de que, por ley, la piedra que se utilice en edificios oficiales del país debe ser suministrada por empresas locales, es decir que los extranjeros tienen pocas alternativas en este mercado, al igual que en el de Kuwait. Es importante mencionar que mercados como el chino, italiano, español, portugués, entre otros, se han visto afectados, ya que siempre habían tenido en Arabia un buen comprador.

Imágen tomada de focuspiedra.com

Imágen tomada de focuspiedra.com

Una de las excepciones es Dubai, en la cual el petróleo constituye únicamente el 3% de sus ingresos, sin embargo, el mercado inmobiliario depende mayormente de extranjeros de todo el mundo que compran allí sus segundas residencias, pero si el precio del petróleo se mantiene bajo durante mucho tiempo, menos extranjeros comprarán las costosas viviendas que se están construyendo en Dubai.

Otra de las excepciones es Qatar, en la cual la industria de la construcción depende casi exclusivamente del gasto público, y las obras planificadas para el Mundial de Atletismo de 2019 y el Mundial de Fútbol de 2022, se acelerarán.

Concluimos que la repentina y gran reducción en el precio del petróleo, ha generado un descenso en la demanda de piedra natural en algunos mercados extranjeros importantes; sin embargo, así como Arabia Saudita ha optado por comprar en el mercado local, otros países también lo están haciendo.

Imágen tomada de mundopetreo.com

Imágen tomada de mundopetreo.com

En el caso de los mercados latinoamericanos, en contraposición con la situación de Oriente Medio y Europa, ver este ejemplo, puede ser una guía para incentivar la industria local de la piedra natural en cada país productor y consumidor de este recurso.