Actualmente, donde los diseños sostenibles se están volviendo una tendencia en arquitectura, la entrada de luz natural en las diferentes construcciones es fundamental; por esta razón, las aplicaciones de vidrio en las superficies son una excelente alternativa para cumplir este objetivo ya que, además de dar un aire de libertad, amplitud, transparencia y frescura a las edificaciones, proporcionan la entrada de abundante luz natural, y gracias a la variedad de laminados, estas superficies de vidrio, también llamadas lucernarios, pueden convertirse en eficientes paneles térmicos.

h8Imágen tomada de arpes.net

A la hora de trabajar con cubiertas de vidrio, se deben tener en cuenta varios aspectos fundamentales como la seguridad, utilizando vidrios laminados con el fin de evitar la caída en caso de rotura; los requerimientos mecánicos, escogiendo mayores o menores espesores dependiendo de los choques térmicos o usos a los que la superficie será sometida; el aislamiento acústico y térmico, escogiendo espesores y acristalamientos diferentes con el fin de atenuar la acústica del lugar y evitar las pérdidas de calor, aumentando el confort y reduciendo el consumo de calefacción; y por último, debe hacerse un adecuado control solar mediante la realización de un estudio de radiación solar, tanto por confort de los usuarios como para evitar el uso excesivo de aire acondicionado.

Grandes aplicaciones en el mundo

El Aeropuerto Internacional de Viracopos Campinas, en Sao paulo, Brasil, es uno de los más grandes y modernos de América del Sur. Cuenta con uno de los más grandes proyectos de superficies de vidrio en Sudamérica. Tiene 33 páneles solares instalados en la cubierta del edificio formados por vidrios semitransparentes de baja emisividad.

aeropuerto 1 edificacionsostenible.wordpress.comImágen tomada de edificacionsostenible.wordpress.com

Por otro lado, el edificio histórico Le Petit Echo de la Mode, situado en Bretaña, Fracia, cuenta con un lucernario compuesto por vidrios de baja emisividad con un 10% de transparencia.

le petit blog.is-arquitectura.esImágen tomada de blog.is-arquitectura.es

El edificio sostenible con certificación LEED Platinum, Lanzadera Universitaria de Centros de Investigación, de Valladolid, España, cuenta con un consumo energético casi nulo y hace uso de energías renovables. Cuenta con una cubierta de vidrios de baja emisividad que permiten generar grandes ahorros en los sistemas de climatización.

OLYMPUS DIGITAL CAMERAImágen tomada de edificacionsostenible.wordpress.com

La cubierta en vidrio fotovoltaico más grande del mundo, con cerca de 8.400 metros cuadrados, está en la nueva sede de la compañía farmacéutica Noravist en New Jersey, que promueve la investigación del cáncer. El techo de vidrio se instaló como una segunda piel sobre la cubierta de vidrio tradicional existente en la azotea. Cuenta con 820 unidades de vidrio fotovoltaico con células cristalinas perforadas, lo que permite un paso de luz más homogéneo. El edificio Novartis ha sido galardonado como el mejor proyecto sostenible de Nueva York en 2014.

noravist 1 glassmagazine.comImágen tomada de glassmagazine.com

En las bodegas Iturralde de Vizcaya, España, se encuentra  una de las soluciones de integración fotovoltaica en bodega más destacadas de Europa. El proyecto cuenta con más de 500 m2 de vidrio fotovoltaico en los muros y cubiertas del edificio.

iturralde edificacionsostenible.wordpress.comImágen tomada de edificacionsostenible.wordpress.com

Como éstos, cientos de proyectos en el mundo, utilizan las cubiertas de vidrio como forma de ahorro de energía aprovechando la luz natural y otorgando a los espacios iluminación y confort.