Seleccionar página

Dos aplicaciones demandan el uso de este tipo de herramienta:

Vidrio templado

Por razones de seguridad se templan la mayorí a de los vidrios.

Durante el proceso de templado, las melladuras pueden provocar una rotura del vidrio.  Por eso es preferible avellanar huecos en vidrios destinados a ser templados.

Cabezas de tornillos


El fresado de cabezas de tornillos necesita un avellanador de chaflanar.

PRODIAMCO fabrica avellanadores diamantados continuos o sectorizados, para ser colocados en las brocas diamantadas.

Avellanadores universales tipo “trompo” para el avellanado de perforaciones desde 3mm hasta 20mm de diàmtero y desde 3mm hasta 40mm de diàmtero.

Avellanes diamantados truncados para el avellanado de perforaciones desde 30mm hasta 53mm de diàmtero; desde 40mm hasta 60mm de diàmtero y desde 65mm hasta 75mm de diàmetro.